Cómo quitar las agujetas: Prevención y alivio

Aventurarse a hacer ejercicio o volver a practicar un deporte  después de mucho tiempo nos da una satisfacción muy grande, pero en muchas ocasiones también nos puede generar una sensación no tan buena que todos hemos vivido en algún momento: las agujetas.

Las agujetas pueden llegar a ser muy molestas y en algunas ocasiones incluso pueden dificultarnos nuestras actividades diarias. Por esa razón, en este artículo te voy a mostrar a como quitar las agujetas, así como distintos modos de prevenirlas.

¿Qué son las agujetas?

Las agujetas son pequeñas roturas del músculo que aparecen cuando le hemos sometido a un esfuerzo al que no está acostumbrado, y al no poder soportarlo el músculo rompe en estas pequeñas micro fisuras debido a la tensión.

Estas micro fisuras hacen que se filtren algunos compuestos en el interior del músculo y esto es el causante del típico dolor de las agujetas.

Al entender esto ya se rompen los mitos que decían cosas como que las agujetas son producto de la cristalización del ácido lácteo producido en el entrenamiento, así como las falsas soluciones del remedio del vaso de agua con azúcar para quitar las agujetas.

Remedios para quitar las agujetas rápido

Lo primero que debes saber es que no existe una solución mágica para quitar las agujetas de golpe, ya que, del mismo modo que estas aparecen de forma tardía (suelen aparecer entre 24 y 72 horas después de la actividad física), suelen desaparecer también de forma gradual.

Aun así, sí que hay algunos métodos que pueden agilizar el proceso y hacerlo menos tedioso. Algunos de ellos son:

1. Reposar

Si, descansar es el remedio natural y al mismo tiempo uno de los más claves para la desaparición de las agujetas, especialmente en la zona en la que notas más tensión muscular.

2. Estiramientos

Los estiramientos suaves sirven para aliviar la sensación de tumefacción y agarrotamiento. Aun así, no es bueno hacer estiramientos exigentes con agujetas fuertes ya que podríamos generar una rotura fibrilar mayor.

En este artículo podrás ver distintos tipos de estiramientos perfectos para después de una sesión de entrenamiento intensa.

3. Masajes

Hacerse un masaje con amasamiento es una buena opción ya que se estimula la circulación y por tanto se acorta el tiempo de recuperación.

Este tipos de masajes te los puedes realizar tú mismo o puedes acudir a un fisioterapeuta para más seguridad.

4. Aplicar frío y/o calor

Realizar tratamiento de contraste de temperatura con las agujetas suele ser bastante efectivo. Las agujetas suelen causar tanto inflamación como tensión muscular, por lo que el tratamiento de frío ayudará a bajar la inflamación mientras que el tratamiento de calor servirá para destensar los músculos.

5. Repetir el mismo ejercicio que las causó

Aunque pueda parecer contradictorio, realizar el mismo ejercicio que nos ha generado las agujetas es uno de los mejores métodos para eliminarlas. Esto es debido a que el músculo se reentrena y ayuda a que las fibras se cicatricen en la dirección correcta para evitar secuelas. Además, repetir el mismo movimiento ayuda a eliminar las sustancias que se han acumulado en el músculo.

Debido a esto mucha gente dice de forma coloquial que la mejor manera de eliminar las agujetas es volver a hacer ejercicio, aunque debe hacerse de forma suave y nunca con la misma intensidad que provocó las agujetas.

6. Buena nutrición

Este método se puede considerar tanto como un remedio como una prevención. Una buena nutrición es siempre importantísima, y en el caso de los músculos dañados se necesita agua y proteínas de alimentos como huevos, carne, pollo, atún, etc. A modo de prevención es importante que los músculos estén bien hidratados, ya que unos músculos deshidratados durante un ejercicio intenso incrementan las posibilidades de dañarlos.

Como quitar las agujetas:Buena nutrición
El salmón es una gran fuente de proteínas y calcio

Así mismo, el calcio y el magnesio son muy importantes para la salud muscular, pudiendo obtener el primero de productos lácteos y de soja, del zumo de naranja y el salmón, y el segundo de nueces, pescado, plátanos y cualquier verdura de hojas verdes oscuras.

7. Tomar analgésicos

Los analgésicos son solo recomendables en caso de que el dolor sea bastante grande y se requiera atenuarlo, aunque no necesariamente van a eliminar las agujetas. Recuerda siempre que, si las agujetas son lo bastante graves como para que no podamos realizar nuestras actividades diarias, habría que acudir al traumatólogo o a un fisioterapeuta para que revise nuestro músculo y evitar el riesgo de una lesión más grave.

Métodos para prevenir las agujetas

Como siempre, el mejor remedio para quitar las agujetas es prevenirlas. Para ello hay una serie de acciones que puedes realizar antes de una sesión de ejercicio que vaya a ser más intensa de lo habitual o a la que no estás acostumbrado.

  • Buena hidratación: Como se ha comentado antes, tener los músculos bien hidratados dificulta la posibilidad de que se generen las micro fisuras. Por lo que es aconsejable que bebas bastante agua antes del ejercicio y te mantengas hidratado durante todo el proceso.
  • Calentar antes del ejercicio: Calentar el cuerpo es clave para evitar las agujetas, tanto un calentamiento global como uno específico para la parte que se va a trabajar. El calentar sirve para preparar progresivamente los músculos para las distintas presiones a las que los vamos a someter.
  • Estirar bien justo después del ejercicio: El estirar justo después de acabar la sesión de entrenamiento es importantísimo para mantener los músculos flexibles y para prevenir las agujetas.
  • Entrenamientos progresivos: Este es el punto más importante a la hora de prevenir las agujetas, puesto que precisamente estas aparecen al someter un músculo a una presión a la que no está acostumbrado. Por lo que lo ideal es empezar una actividad a baja intensidad e ir subiéndola progresivamente con el tiempo.

Qué tomar para las agujetas: ¿ibuprofeno o paracetamol?

La respuesta rápida es paracetamol. Para la respuesta larga hay que entender cuál es la diferencia entre paracetamol e ibuprofeno.

Lo primero que hay que tener en cuenta es que ninguno de los dos te va a quitar las agujetas. Su función es disminuir el dolor mientras se tienen, y solo sería recomendable en caso de que el dolor sea agudo.

Diferencias entre los efectos del ibuprofeno y el paracetamol en las agujetas

Ambos tienen efectos analgésicos y antitérmicos, pero el ibuprofeno tiene el añadido de efecto antinflamatorio. Eso te puede hacer pensar que el ibuprofeno es una mejor opción. Sin embargo, el efecto antinflamatorio puede conllevar algunos efectos secundarios, y a pesar de que las agujetas generan un poco de inflamación, esto se puede solventar simplemente con hielo.

Piensa que los ibuprofenos se recomiendan en casos graves de inflamación como podría ser un esguince de tobillo.

Otro problema del ibuprofeno es que no es selectivo, por lo que no solo actúa donde tú quieres. De hecho, actúa por un lado en las enzimas del riñón y del aparato gastrointestinal, y por otro lado a las enzimas que aparecen cuando hay inflamación de un tejido, por lo que actúa en casos de dolor por inflamación y fiebre. Esto hace que, a pesar de ser muy efectivo para apaciguar el dolor, puede estar alterando el flujo renal, especialmente si se toma en grandes cantidades y de forma prolongada.

Además, el ibuprofeno impide la formación de colágeno, lo que es fundamental para la resistencia de los tejidos y para reparar lesiones. Teniendo en cuenta que las agujetas son micro fisuras, tomar ibuprofeno solo ralentizaría la cicatrización de estas.

Que tomar para las agujeta ibuprofeno o parecetamol

Así pues, el paracetamol es una mejor opción ya que su efecto analgésico calma el dolor de las agujetas sin tantos efectos secundarios y sin que se interponga en la recuperación de tu lesión muscular.

Tal vez también te interesen estos otros artículos:

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 2 Promedio: 5)